Andalucía alberga un pequeño pueblo del que rara vez se escucha hablar en el mundo de la moda: Ubrique. Ubicado en el medio de las montañas, a pocos kilómetros de Cádiz, esconde la producción de productos de cuero de las mayores marcas de lujo, pero también de creadores independientes. Y aunque la aldea respeta la privacidad de sus clientes tanto como sea posible, todos saben, a medias, que Chanel, Dior, Givenchy, Cartier, Loewe, Comme Des Garçons y Carolina Herrera fabrican parte de sus bolsos, cinturones, artículos de cuero y otros accesorios de cuero.

Continuar leyendo ésta noticia en: www.fashionunited.es

Foto: www.autenticapiel.es