Los cinturones de piel son el accesorio capaz de transformar tu outfit y dar un nuevo sentido a tu armario.

Los cinturones de cuero y metal están de vuelta y serán un elemento clave y de futuro. Cinturones de piel clásicos, casual, llamativos o elegantes, la oferta variada que podemos encontrar sobre éste accesorio universal es infinita.

No sólo se usan para sujetarte los pantalones, sino que también los podemos usar para ajustar una chaqueta oversize, para marcar cintura y potenciar nuestra figura sobre un vestido ancho y también, como un complemento destacado que añadir a nuestro look. Por eso se ha convertido en un accesorio esencial para nuestro armario, al cual deberemos prestar mucha atención.

Tanto en la década de los años 80 y los 90, los cinturones de cuero combinados con metal se convirtieron en un accesorio estrella que formaba parte de cualquier conjunto o estilo de moda.

No es algo nuevo que las grandes marcas los revivan una y otra vez en sus colecciones, ya que el cinturón vino es un accesorio eterno capaz de convertirse en los protagonistas de cualquier outfit.

Como ocurre con otros accesorios, las cadenas son otro de esos complementos de moda que suelen formar parte de los outfits. Ya sea en estampados, como collares, pulseras o bandoleras y, por supuesto, también como complemento en cinturones. Las cadenas pueden aportar un toque único de elegancia a un buen cinturón de piel.

Los cinturones anchos tipo faja, con una hebilla maxi, se han posicionado como uno de los complementos de vestir más usados para complementar nuestro outlook a la vez que realzan nuestra cintura. Ya sea acompañando un vestido estampado o de monocolores básicos como el negro, el marrón o el blanco, siempre serán una elección acertada capaz de hacernos destacar del resto en cualquier ocasión estilizando nuestra figura y potenciando nuestro look.